Misioneros Combonianos

en Ecuador

 

CENTRO CULTURAL AFROECUATORIANO - GUAYAQUIL

 

El Centro Cultural Afroecuatoriano, es una institución sin fines de lucro, creada por los Misioneros Combonianos en 1981, reconocida jurídicamente por el Ministerio de Educación el 13 de noviembre de 1992. Está al servicio de las comunidades y organizaciones Afroecuatorianas.

Contribuye al fortalecimiento de su identidad y cultura, valoriza su aporte histórico, apoya sus luchas para que se reconozcan sus derechos a fin de promover su participación plena en la sociedad, colaborando por el enaltecimiento de los valores del pueblo Ecuatoriano multiétnico y pluricultural

Objetivos del Centro Cultural Afroecuatoriano

El Centro Cultural Afroecuatoriano, desde su finalidad específica y partiendo de la realidad del pueblo negro, se propone colaborar con los afroecuatorianos a la toma de conciencia de su identidad, a través de dos ejes complementarios: el análisis socio-económico-político-cultural y la profundización Bíblico -Teológica Afroamericana, proporcionando a su organización en unión con otros grupos étnicos y sectores populares, para avanzar en el construcción de una sociedad más justa y humana.

 

Nos proponemos:

 Investigar, estudiar y reflexionar desde la realidad el pueblo afroecuatorianos su historia, cultura, tradiciones, divulgando a todos los niveles sus aportes a la vida y cultura nacional.

 Formar y acompañar grupos y organizaciones afroecuatorinas, para descubrir los mecanismos que dificultan su progreso y participación en los beneficios de la sociedad.

 Formar líderes, poyar a estudiantes y profesionales afroecuatorianos, para que asuman su rol en el proceso del movimiento negro y popular.

 Promover y potenciar comunidades cristianas con rostro propio, recogiendo las tradiciones religiosas e impulsando una Teología Afroamericana.

 Promover el desarrollo integral de las comunidades negras.

Impulsar micro proyectos en diferentes áreas donde se encuentra presente el grupo negro.

 

Misioneros Afros Ecuatorianos celebran su 20º aniversario

Con mucho fervor y entusiasmo la Comunidad de los Misioneros Afros de Guayaquil realizaron públicamente, en ceremonia Litúrgica presidida por Mons. Iván Minda, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Guayaquil, su juramento de renovación (12 personas), y primer compromiso (2 personas) como  miembros de la Hermandad Misionera  Afro, bajo el fundamento y aspiración de ser "Una sola alma y un solo corazón que ama y da la vida por los Negros". Lema que hace 20 años  (1997) marcó el caminar de un grupo de  mujeres (5); que luego de varias reflexiones bíblicas se comprometieron en hacer algo por su pueblo Negro que se encontraba en los suburbios y en el norte de Esmeraldas (zonas rurales) en estado de abandono social y pastoral.

 Inspirados, espiritual y pastoralmente por el texto bíblico de los Hechos de los Apóstoles  4; 32-37, buscan valorar las cualidades individuales, asociarlas en la Hermandad y ofrecerla a la misión como valor para el  pueblo Afro. La mística y la razón de ser, como Hermandad Misionera, es impulsar la Pastoral Afro, es decir, amar al pueblo negro descubriendo en cada uno la belleza de la Dignidad Humana creada por Dios, como lo descubrió Daniel Comboni,  en su tiempo y geografía Africana, y que hoy vive institucionalmente en la Congregación  Misioneros Combonianos.

 La celebración se realizó en las  instalaciones del Centro Cultural Afro con amigos, familiares y todos los misioneros. Cabe destacar que el Padre Provincial de los Misioneros Combonianos envió un documento oficial para la ocasión: "Este mensaje tiene como finalidad hacerles llegar mi más cordial felicitación por sus 20 años como Hermandad Misionera Afro. Esto se dice fácil, pero cuántos esfuerzos, luchas esperanzas, alegrías y sufrimientos, éxitos y dificultades... sembrados a lo largo del camino. 20 años enfrentando desafíos con sus fiestasy sus duelos, ahora finalmente convertidos en bendiciones del amor de Dios, para ustedes su comunidad y sus seres queridos. (...) les prometo celebrar hoy la Santa Misa, a la misma hora que ustedes, para alabar al Señor y pedirle les conceda los dones que más necesiten. Gracias de nuevo. La Cruz Victoriosa del Buen Pastor les acompañe en su salida hacia las periferias, en búsqueda de la oveja perdida o de los más golpeados al borde del sendero. Vale la pena gastar la vida por Cristo y por los más pobres. Un abrazo grande y comunión en la oración". (P. Rafael González Ponce MCCJ.)

 Con estas palabras y las siguientes expresiones de agradecimiento, se cerró la celebración y empezó el nuevo año pastoral para cada misionero, augurando que la fuerza del Cristo Negro nos anime y acompañe.

                                                                                                                                               Por Hno. Abel Dimanche, mccj

 

http://centroafroecuatoriano.org.ec/site/index.php/quienes-somos

 

CENTRO CULTURAL AFROECUATORIANO - GUAYAQUIL

https://www.facebook.com/Centro-Cultural-Afro-Guayaquil-266750976741983/